Consideraciones clave al comprar su cabina de seguridad biológica

Consideraciones clave al comprar su cabina de seguridad biológica

OMEGA PERU BLOG

20 de noviembre de 2020

Consideraciones clave al comprar su cabina de seguridad biológica

La compra de una cabina de seguridad biológica debe realizarse con mucha consideración. Estas cabinas son la primera línea de defensa para brindar protección al personal, ambiente y/o productos contra peligros biológicos y agentes potencialmente dañinos en una variedad de entornos de laboratorio, investigación, clínicos e industriales.

Entonces, ¿por qué una cabina de seguridad biológica? ¿Y por qué es necesario conocer la cabina antes de tomar una decisión sobre qué tipo de cabina comprar?

La seguridad del laboratorio o la necesidad de proteger al personal y al medio ambiente de la exposición a peligros biológicos nunca ha sido más urgente. En nuestro mundo cada vez más globalizado, una serie de factores ha aumentado los riesgos potenciales que plantean los peligros biológicos.

La cabina de seguridad biológica, juega un papel clave para garantizar que los “microorganismos” infecciosos, partículas y/o aerosoles potencialmente dañinos puedan manejarse de manera segura hasta que puedan usarse correctamente o eliminarse de acuerdo con las directrices de la industria. Comúnmente usan filtros de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA) para peligros biológicos en sus sistemas de escape y/o suministro para proporcionar aire seguro y libre de partículas.

Fig 1. La cabina de seguridad biológica de clase II, tipo B2 utiliza filtros HEPA tanto en el sistema de suministro como en el de escape para producir y mantener la protección del producto, el personal y el medio ambiente.

Aire Filtrado HEPA.

Aire contaminado de la superficie de trabajo

Aire contaminado del ambiente

Suministro de aire contaminado del ambiente

Determinar sus necesidades específicas

Las cabinas de seguridad biológica se utilizan en una amplia gama de entornos de laboratorio para aplicaciones de ciencias biológicas, clínicas e industriales. El primer paso es realizar una evaluación detallada de riesgos asociados con materiales biológicos y químicos específicos a usarse en el laboratorio. La evaluación de riesgos debe centrarse en tres áreas críticas:

I. Protección del personal frente a agentes biológicos nocivos en el interior de la cabina.

II. Protección del producto para evitar la contaminación cruzada del trabajo, experimento o proceso que se esté realizando.

III. Protección ambiental de contaminantes que se utilizan dentro de la cabina.

Cada una de estas áreas contiene riesgos específicos, lo que subraya la importancia de considerar cada una de ellas en su totalidad al desarrollar la evaluación de riesgos.

Consideraciones de clases para cabinas de seguridad biológica

El siguiente paso es evaluar cómo esos riesgos serán completamente cubiertos por la clase y el tipo adecuados de cabina de seguridad biológica que se comprará. Existen diferentes clases de cabinas de seguridad biológica según el nivel de protección que deben proporcionar. Además, dentro de esas clases hay varios tipos diseñados para abordar necesidades específicas. La National Sanitation Foundation (NSF) ha establecido estándares de desempeño que las cabinas deben cumplir para ser clasificados y listados como un tipo específico de cabina. El estándar NSF/ANSI 49 para cabinas de bioseguridad se revisa cada cinco años y se recomienda certificar su cabina una (de acuerdo con NSF/ANSI 49) o dos veces por año (de acuerdo con el estándar USP <797> para compuestos farmacéuticos).

A continuación se muestra una descripción general de la clasificación de las cabinas de seguridad biológica.

Cabinas de seguridad biológica Clase I: ofrece protección solamente al personal y al medio ambiente. La protección del personal se produce por el movimiento constante de aire en la cabina y lejos del usuario. Mientras tanto, el medio ambiente está protegido filtrando el aire de escape.

Una cabina de Clase 1 no protege el producto de contaminación. Como tal, un cabina de Clase 1 es adecuado para trabajar la participación de agentes de riesgo bajo a moderado cuando sea necesario para la contención, pero no para la protección del producto.

Cabinas de seguridad biológica Clase II: una cabina de bioseguridad de clase II debe cumplir requisitos de seguridad para la protección del producto, el personal y el medio ambiente según lo definido por NSF/ANSI, EN12469 u otra organización reconocida internacionalmente. Proporciona protección a través de filtración HEPA, flujo de aire laminar en toda la superficie de trabajo y una barrera de aire en la parte frontal de la cabina. Dentro de la clasificación Clase II, se han establecido subcategorías para definir tipos particulares de cabinas de clase II, en términos de diseño, atributos de rendimiento e instalación en los que varía el grado de recirculación de aire o flujo de aire de escape. El uso de materiales que generan gases o vapores requiere una conexión de escape a un sistema de escape hacia fuera de la instalación.

• Cabinas de seguridad biológica Clase III: la cabina de Clase 3 fue diseñada para funcionar y manejar agentes microbiológicos altamente infecciosos, agentes desconocidos y/o para realizar operaciones que proporcionan la máxima protección para personal y medio ambiente.

Consideraciones de diseño y construcción

Una vez que se determina la clase y el tipo específicos de cabina de seguridad biológica, la siguiente consideración clave es si el cabina podría ser la adecuada para el entorno del laboratorio y también si la configuración del cabina tendrá la flexibilidad necesaria para cumplir con los desafíos presentes y futuros dentro de un entorno de laboratorio específico.

Fig 4. Cabina de seguridad biológica. Debe permitir la reducción de lesiones laborales mediante:

Asiento con altura ajustable y Soporte lumbar para espalda baja.

Ángulo del respaldo del asiento de 90˚

Distancia de visualización de 18-24″

Muñecas rectas

Ángulo de rodilla de 90˚

Reposapiés para una postura adecuada

Entre las preguntas a considerar:

• ¿Está la cabina diseñada ergonómicamente de manera que permita una comodidad óptima para quienes trabajan?

• ¿Se puede configurar la cabina para mejorar el proceso, la productividad y la seguridad?

• ¿Tiene características de seguridad de última generación (es decir, alarmas de flujo de aire visuales y sonoras) y accesorios para garantizar el entorno más seguro para el personal de laboratorio?

• ¿Cuáles son las especificaciones de diseño y los materiales y cómo se comparan con otros productos en el mercado?

En línea con esas preguntas, algunas consideraciones específicas incluyen:

• Ergonomía: ¿la cabina está diseñada para satisfacer las necesidades ergonómicas de los usuarios previstos?

• Ancho de la cabina: ¿Es el ancho apropiado para la aplicación prevista y cabrá en el espacio disponible?

• Opciones de soporte base: existe una gama de opciones que incluyen fija (altura para sentarse o pararse), telescópica, ajustable, etc.

• Fácil de usar: ¿Es la cabina de fácil acceso y ayuda a facilitar el trabajo?

• Facilidad de servicio/mantenimiento: ¿Es la cabina fácil de mantener y certificar?

• Eficiencia energética: ¿Cuáles son los costos potenciales de operar la cabina desde la perspectiva del consumo de energía?

• Vida útil del filtro: ¿cuánto durarán los filtros en comparación con otras marcas?

• Niveles de ruido: ¿distrae el nivel de ruido?

• Iluminación – ¿Es la iluminación adecuada para el manejo más eficiente de materiales?

Formación

La mejor cabina de seguridad biológica del mundo es tan buena como aquellos que la utilizan. Eso significa que la educación y la capacitación adecuadas son esenciales para garantizar que la cabina funcione a su máximo potencial. También deben establecer y actualizar continuamente las políticas, los procedimientos y los Procedimientos operativos estándar (SOP) para garantizar que solo aquellos con la capacitación y autorización adecuadas puedan ingresar al laboratorio y trabajar en las cabinas de seguridad biológica.

Conclusión

En última instancia, la compra efectiva de la cabina de seguridad biológica adecuada es un esfuerzo de equipo que implica capturar información de una variedad de personas y profesionales que pueden ofrecer conocimientos y experiencia que ayudarán a guiar la decisión de compra.

Al igual que los procedimientos y experimentos que se realizan en el propio laboratorio, lo mejor es un enfoque sistemático. Desarrollar un sólido conocimiento práctico de las cabinas de seguridad biológica como control de ingeniería primario en el laboratorio, realizar una evaluación de riesgos exhaustiva, determinar la clase y el tipo de cabina requerido y evaluar las necesidades críticas de los usuarios. También asegúrese de que se proporcionará una formación adecuada y continua y de tener una comprensión clara del apoyo que se ofrece después de la venta e instalación de la cabina.

Al seguir estos pasos, no solo estará en condiciones de realizar una compra inteligente e informada, sino que también garantizará la seguridad de su personal y su entorno de trabajo.

Referencias:

Chosewood, L. Casey, MD, and Deborah E. Wilson, DrPH, CBSP, eds. Biosafety in Microbiological and Biomedical Laboratories. 5th ed. N.p.: U.S. Department of Health and Human Services, 2009.

NSF International Standard/American National Standard for Biosafety Cabinetry: Biosafety Cabinetry: Design, Construction, Performance, and Field Certification. Ann Arbor, MI: NSF International, 2012.

<797> Pharmaceutical Compounding—Sterile Preparations. N.p.: United States

Pharmacopeial Convention, 2008.

Chosewood, L. Casey, MD, and Deborah E. Wilson, DrPH, CBSP, eds. Primary Containment for Biohazards: Selection, Installation and Use of Biological Safety Cabinets. 3rd ed. N.p.: Centers for Disease Control and Prevention & National Institutes of Health, 2007. Print.

Conozca más sobre nuestras cabinas de bioseguridad  en la categoría Equipos o Estaciones de trabajo de protección en laboratorio de nuestra web. Puede comunicarse con nosotros al 336 – 6523 o ventas@omegaperu.com.pe

Scroll Up